El Muro de Berlín

Berlín es especialmente conocida por el muro que dividió la ciudad en dos durante 28 años. Tanto la construcción del muro, como su caída han formado parte de los momentos más importantes de la historia del siglo XX.

Al finalizar la II Guerra Mundial, Alemania quedó dividida en cuatro sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés; Berlín también fue dividida. En 1949, los sectores occidentales pasaron a llamarse República Federal Alemana, y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA).

En 1961, la República Democrática Alemana  levantó el famoso muro  para impedir el paso de sus habitantes a la República Federal  Alemana. El muro se construyó en una noche y sin previo aviso, dejando a familias, amigos y demás  separados. Los medios de transporte que comunicaban ambas partes de Berlín fueron detenidos. El muro medía unos 160 km de largo y 4 metros de alto.

Durante los años que permaneció el muro, muchas fueron las personas que intentaron fugarse al Berlín occidental, pero muy pocos tuvieron suerte.

divisón muro berlin

El muro de Berlín cayó en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1989. Es muy famosa la imagen de la gente en la calle, derribando ellos mismo el muro.

caída muro berlin

Aunque de eso ya han pasado más de 20 años, hoy en día se siguen apreciando diferencias entre la parte de la ciudad que perteneció a uno u otro bando, sobre todo en los edificios. Un ejemplo claro en donde se puede observar esto es Karl- Marx- Allee, un bulevar monumental socialista construido por la RDA.

El mayor tramo de los restos del muro se conserva en Ostbanhof y mide 1,3 km. Se conoce como East Side Gallery, una galería al aire libre en la que se ven graffitis de distintos artistas procedentes de todo el mundo.

Imagen

Imagen

Imagen

Anuncios

Fin de semana

Se acerca el fin de semana y en Berlín siempre hay  planes para hacer.  Hoy  os voy a proponer uno.

El viernes podemos dar un paseo empezando en Postdamer Platz. Caminando por Eberstrasse, llegamos al monumento al holocausto judío. Es un monumento que recuerda a los judíos víctimas del holocausto. Llama la atención porque son losas de hormigón de distintas dimensiones extendidas sobre una gran superficie.

Holocausto judío

Desde ahí, podemos acercarnos al Reichstag. Este edificio ha tenido que ser reformado en varias ocasiones y actualmente es el lugar de reunión del parlamento alemán. Se puede acceder de forma gratuita y desde la cúpula se puede ver una vista panorámica de Berlín.

Reichstag

Después pasaremos por debajo de la Puerta de Branderburgo y caminamos por Unter den Linden hasta llegar a la isla de los museos. Se denomina así porque es una isla en el río Spree. En ella se encuentra la Dom o Catedral de Berlín, el Altes Museum, el Neues Museum, la Galería Nacional Antigua, el Bodenmuseum y el Museo del Pérgamo.

Dom

Por la noche, un buen sitio para tomarse unas cervecitas es el Club der Visionäre, un bar en el que estás literalmente flotando sobre el río a la vez que te tomas algo y pinchan djs en directo. Y si la noche se alarga podemos probar a entrar en Berghain Panorama.

club der visionäre

El sábado podemos empezar el recorrido en Alexanderplatz e ir hacia el ayuntamiento, también conocido como casa roja por el color de su fachada. Nos introduciremos en Nikolaiviertel, que es la única zona que conserva las características del Berlín medieval. Una vez visto este tranquilo barrio, podemos acercarnos a Gendarmenmarkt. Es una plaza que consta de un edificio central (Konzerthaus) y a cada lado de este está la Catedral francesa y la Catedral alemana respectivamente.

Por la noche, podemos cenar en un restaurante típico alemán que se encuentra bajo las vías del metro, el Quelle. Allí podemos comer los más típicos platos alemanes.

El domingo, nos bajamos en la parada de metro de Eberswalder Strasse y a partir de ella podemos caminar por cualquiera de las calles de alrededor, en las que en prácticamente todas las cafeterías ofertan brunch (un desayuno en el que puedes comer todo lo que quieras por un módico precio). Después de esto estamos en condiciones de acercarnos a uno de los mercadillos más famosos de la ciudad, el Flohmarkt de Mauerpark. Es un ‘rastro’ que se monta todos los domingos del año y en el que se venden todo tipo de cosas de segunda mano. Siempre está lleno de gente joven y el ambiente es muy bueno. Hay un karaoke que también es muy famoso y en el que la gente se anima a cantar sus canciones preferidas. Buen lugar para pasar la tarde de domingo.

flohmarkt

Kreuzberg

Kreuzberg es el barrio turco de Berlín y colinda al norte con Mitte, al sur con Neukölln, al este con Friedrichschain y al oeste con Schöneberg.

Tras la construcción del muro de Berlín este barrio quedó del lado aliado. Tras la caída del muro, Kreuzberg pasó de encontrarse a las afueras deprimidas de la ciudad a ser prácticamente el centro de esta.

Hoy en día es una de las zonas con mayor concentración de ciudadanos extranjeros, siendo aproximadamente el 40% de ellos de origen turco. De hecho, han establecido allí lo que se conoce como el Pequeño Estambul.

Se puede decir que el centro neurálgico del barrio turco está  enclavado en  Kottbuser Tor.  Al caminar por sus calles, los olores no dejan duda de dónde te encuentras. Además, las mujeres llevan la típica vestimenta musulmana. Pero esto no ocurre únicamente en Berlín, ya el número de turcos en Alemania ronda los 3 millones.

El puente Oberbaumbrücke, une los distritos de Kreuzberg y Friedichshaim.

Puente Oberbaumbrücke

Pero quizás el  Checkpoint Charlie es uno de los lugares más conocidos por los turistas. Se trata de lo que fue uno de los pasos fronterizos entre el sector soviético y el americano.

Checkpoint Charlie

Ante todo, Kreuzberg se puede considerar un barrio famoso por su fusión de culturas, arquitectura, parques y gran cantidad de lugares donde degustar el kebap más tradicional. Es un ‘Berlín diferente’.

Imagen

kebap Kreuzberg

Imagen

Descubriendo cosas. . .

Pero como todo en esta vida, las cosas tienen también su lado positivo.

De repente te das cuenta que simplemente subiendo unas escaleras, llegas a Postdamer Platz, una zona totalmente nueva de Berlín y de los lugares más destacados de la ciudad.  En esta plaza se conservan algunos restos del muro, pero fue reconstruida recientemente, formando ahora parte del Berlín más moderno.  Aquí se encuentran importantes bloques arquitectónicos, el más llamativo quizás sea el Sony Center.

Imagen

ImagenAdemás, a 10 minutos escasos, puedes llegar andando desde esa ‘maravillosa’ residencia en la que vives a la famosísima Puerta de Brandemburgo.

Imagen

Y qué decir de esa línea de metro que coges justo enfrente de tu puerta y que te comunica directamente con los puntos más importantes de la ciudad.

Si a todo esto le añades la gente que empiezas a conocer y con la que vas a vivir esta experiencia, el resultado es que no te han podido mandar a un sitio mejor para vivir 😉

Primera toma de contacto

Berlín tiene aproximadamente el mismo número de habitantes que Madrid, pero sin embargo está mucho más extendida. Todo allí es a lo grande: avenidas gigantescas, monumentos enormes, parques que son auténticos bosques dentro de la ciudad. . .

Berlín está dividido en distintas zonas, cada una de ellas con sus particularidades. Entre las zonas más céntricas, me refiero a las que quedan dentro del anillo del metro, están: Mitte, Tiergarten, Kreuzberg, Prenzlauer Berg, Friedrichshain, Charlottenburg, Wilmersdorf y Schöneberg.

 

Barrios

                                 metro7

Me habían contado que los barrios donde había más ambiente para la gente joven eran Prezlauer Berg y Friedrichshain, pero de repente miras la dirección de la residencia que te han asignado y te das cuenta de que no está en ninguna de esas zonas. . . sino que está entre Mitte y Kreuzberg. De primeras, lo único que sabes es que Kreuzber es el barrio turco. . .

IMG_7030

Resi

 

Cuando por fin te bajas en tu parada de metro (una parada nada acogedora), ves el edificio de tu residencia (viejo y raro), vas hacia allí, entras y ves esos pasillos feos y encima malolientes, lo primero que piensas es ¡madre mía dónde me han metido! . . .

Comienza el viaje

En cada viaje que te embarcas, un montón de sensaciones distintas se apoderan de ti. Cuando además el viaje que vas a hacer es por un año las sensaciones se entremezclan algo más. Estás contento por conocer un lugar nuevo, pero a la vez sientes tristeza por la gente que quieres y que durante bastante tiempo no verás. . . Pero sobre todo, existe siempre esa sensación de incertidumbre por lo que te deparará esa nueva experiencia.

Cuando llegas a Berlín y te bajas del U-bahn en Alexander Platz, realmente te das cuenta de que has elegido un destino estupendo y tienes la certeza de que esa ciudad te va a deparar muchas cosas buenas…

¡La aventura no ha hecho más que comenzar!

Imagen

Bienvenida

¡Bienvenidos a Berlín paso a paso!

En este blog voy a hablaros sobre una de mis ciudades favoritas: Berlín.

Os contaré cositas y curiosidades de mi experiencia allí, y que espero que os hagan disfrutar y enamoraros de esta ciudad digna de conocer.

Para todos aquellos que nunca hayáis estado en Berlín, aquí podréis descubrir todos los encantos que esconde esta ciudad. Y para los que hayáis tenido la suerte de visitarla alguna vez, espero sorprenderos con curiosidades que a lo mejor no sepáis acerca de ella.

Pues aquí empieza la aventura de descubrir Berlín!!!